-Un pequeño roedor de los Andes.-

Basta con ver sus grandes incisivos para darse cuenta de que las cobayas pertenecen a la familia de los roedores,al igual que las ratas y los ratones. Pero estos animalitos no vienen al mundo desnudos y ciegos,sino que nacen cubiertos de pelo y con los ojos bien abiertos.Enseguida se escapan de lo que podríamos llamar nido, y corretean con tal habilidad que parece como si en el seno materno no hubiesen estado haciendo otra cosa. Incluso los dientes de leche los pierden antes de nacer. En las primeras horas no solamente son capaces de correr, sino que también saben limpiarse y pueden comer alimentos sólidos (¡ojo!esto no significa que no necesiten la leche materna).
Las hembras alcanzan la madurez sexual al cabo de una semana (puede darse el caso,no siempre), pero los machos necesitan más tiempo.Aun así es muy pronto, porque estos adorables animalitos no alcanzan su talla máxima hasta al cabo de 8-12 meses,pesando entonces de 800 a 1000 gr. Si las hembras no son cubiertas, vuelven a entrar en celo al cabo de 16 días. Después de un período de gestación de unos 67 días dan a luz de 1 a 5 crías.
Los habitantes de las regiones andinas empezaron a apreciar a las cobayas entre los años 9000 y 6000 a.C., pero sólo desde el punto de vista gastronómico. Cazaban a los antepasados silvestres de nuestras  cobayas y los empleaban como alimento. Actualmente se les sigue cazando, pero cada vez menos. Aquellos primitivos cazadores se convirtieron en campesinos (6000 a 3000 a.C.) y empezaron a domesticarlos y a criarlos. En sus lugares de origen los encontraremos en cualquier mercado de ganado y comestibles.
Al contrario que en las regiones de los Andes, en Europa nunca se los ha empleado como alimento. Cuando los españoles trajeron a Europa las primeras cobayas en el siglo XVI, desde el primer momento se les consideró animales de compañía. La nobleza enseguida se enamoró de estos mansos, hermosos, adorables y multicolores animalitos, que al contrario que los demás roedores, son totalmente casi incapaces de morder. Esta característica ya se la habían fijado los pueblos andinos que los criaban en cautividad. Sin embargo, las cobayas silvestres, que hoy en día siguen siendo muy abundantes, saben defenderse muy bien con sus dientes si se sienten amenazados. Son más delgados y estilizados que las cobayas domésticas, se muestran bastante más activas y su capa suele ser de color marrón oscuro uniforme. A partir de este roedor tan austero se han obtenido una gran cantidad de variedades de color y pelaje.

-Así son las cobayas.-

  • Son animales gregarios y viven en colonias. Son originirarios de América del Sur.
  • Sus crías nacen casi completamente desarrolladas.
  • Pertenecen a la familia de los roedores, y por tanto necesitan alimentos duros para poder desgastar sus dientes.
  • Sufren mucho de estrés. Si viven en grupo afrontan mucho mejor las situaciones imprevistas.
  • Les gusta mucho estar juntos, y en caso de peligro huyen todos a la vez.
  • Para imponerse ante un posible contendiente, los machos intentan impresionar mostrando sus testículos a intervalos de unos segundos.
  • Son unas mascotitas adorables y pacíficas.
  • El macho y la hembra se identifican mutuamente por el olor y los sonidos que emiten.

-La vida en comunidad.-

Por muy bien que la cuidemos y alimentemos, a nuestra querida mascota suele faltarle una diversión desiciva en su existencia: la pareja. Las cobayas son animales gregarios y , por tanto necesitan convivir con otros individuos de su especie.

A las cobayas les es imprescindible convivir con los de su especie, y esto es algo que hace muchos años está científicamente demostrado. Si estraemos una cobaya de su entorno habitual para colocarlo en una jaula nueva, le produciremos un estrés que irá acompañado de una fuerte secreción hormonal, y ésta será mayor si el animal tiene que afrontar solo la nueva situación.

Esta descarga hormonal es mucho menor si trasladamos dos animales a la vez. Lo malo del caso es que estos animalitos no exteriorizan el estrés y la tensión a la que puedan estar sometidos. Su aspecto externo es el mismo de siempre por lo general, pero al ser trasladados a la jaula nueva su corazón late en plena taquicardia durante unos 30 minutos. Si van en pareja, su pulso se normaliza al cabo de 3 minutos. La presencia de un compañero les evita el miedo y les ayuda a sentirse bien. Nuestras cobayas son muy sensibles pero no de nacimiento. Durante su niñez aprenden las reglas de la comunidad y su papel en ella. Los machos que han crecido conviviendo en colonias no encuentran dificultades para asumir unas veces el papel de vencedores y otras el de vencidos. Si embargo, los machos que han crecido en pareja solamente son capaces de integrarse en el grupo antes de alcanzar su madurez sexual o poco después. Estos animales serán mucho más pendencieros que los que hayan vivido siempre en comunidad.

(Ojo, esto no es una regla matemática, tenemos que tener en cuenta el carácter del animal).

-Su vida como animal doméstico.-

Los conejillos de Indias son unos roedores adorables, pacíficos y tragones que se llevan bien con las personas. Pero entre ellos la cosa ya cambia. No es raro que se produzcan enfrentamientos de tipo jerárquico y para obtener el mejor lugar para comer. A nivel individual son siempre animales pacíficos, pero en grupo, pueden ser muy peleones. Hay quienes prefieren mantener un solo ejemplar pero esto es nefasto para el animal. Las cobayas necesitan pareja.

Lo mejor es observar a los animales más dominantes y si es posible mantenerlos con individuos más sumisos.

Adquiere preferiblemente ejemplares juveniles de unas 5 semanas de edad. Las cobayas se llevan mejor si viven en grupo desde muy jóvenes.

-Su comportamiento.-

¿Qué pretenden decirnos nuestros animalitos de peluche cuando hacen castañear los dientes, ronronean o chillan?.

 

*Bloqueo: Cuando las cobayas tienen mucho miedo se quedan totalmente paralizadas y permanecen inmóviles con las estremidades estiradas hacia atrás. Se nota que todo su cuerpo está en tensión. Las hembras y los ejemplares jóvenes suelen quedarse bloqueados ante cualquier señal de alarma (revoloteo, portazo ect.). Los machos de rango inferior se paralizan cuando se aproxima un macho dominante.

 

*Boxeo: Cuando se aproxima un macho intruso, la hembra lo ataca con su hocico, manteniendo la boca cerrada y dándole golpes como si estuviese boxeando contra él. Es habitual que todos se golpeen para obtener el mejor puesto a la hora de comer, los machos jóvenes y sexualmente maduros se golpean con mucha frecuencia.

 

*Ducha de orina: De repente, la hembra levanta sus cuartos traseros tanto como puede y dispara hacia atrás un chorro de orina casi horizontal. Este comportamiento, solemos observarlo cuando una hembra fértil quiere evitar que los machos sigan molestándola en su región genital.

 

*Amenazas: Cuando una cobaya se muestra ligeramente agresiva eriza el pelo de la nuca, y se muestra muy agresiva eriza el de todo el dorso, el de los flancos y el de la región posterior.

Los machos se intimidan mostrándose los testículos durante unos segundos. El animal agresivo se arrastra longitudinalmente ante el otro y le gruñe. Este gruñido es bastante largo y suena algo así como "brrrrr". Los machos se intimidan con mucha más frecuencia que las hembras.

 

*Pataleo: El pataleo suele acompañar a las amenazas. La cobaya patalea principalmente con sus extremidades anteriores y levanta alternativamente las posteriores. Pro tanto, la parte posterior de su cuerpo se agita de un lado a otro.

Cuanto menor sea el rango del macho y más dispuesto esté a emprender la huida, más levantará las patas al patalear y más oscilará su parte posterior.

 

*Bostezos: Después de una pelea, el vencido suele bostezar en dirección al vencedor. Abre completamente su boca para mostrarle sus dientes.

 

*Aproximación lateral: En un enfrentamiento, ambos contendientes van aproximándose lentamente entre amenazas y luego se rodean mutuamente poniendo la cabeza de uno contra el flanco del otro.

 

*Castañeo de dientes: La cobaya hace chocar rápidamente la parte posterior de sus incisivos contra la punta de los superiores produciendo un sonido muy característico. Los animales de rango inferior lo hacen con más fuerza que los de rango superior. El castañeo de dientes suele formar parte de su ritual de intimidación.

 

*Cortejo: Cuando la cobaya macho corteja a la hembra, se le acerca y la rodea como a "cámara lenta" desplazando su peso de una pata a otra. A la vez emite un sonido largo y profundo. La hembra gruñe.

 

*Olfatear al compañero: Las cobayas se olfatean en el hocico y en la región genital. Así identifican a los extraños y reconocen a los viejos conocidos.

 

*Saltos o "Pop Corning": Las cobayas se impulsan hacia arriba con movimientos de cabeza. Es un comportamiento bastante frecuente y cuando uno empieza a saltar todos los demás lo imitan.

 

*Descanso: Cuando se sienten relajados se acuestan de costado. Para ello estirán una pata trasera hacia atrás o las colocan a un lado.

 

*Sueño: Para dormir, las cobayas se retiran a lugares recogidos (esquinas, paredes, camitas ect..) y en la proximidad de otros de su especie.

 

*Gritos: Suelen emitir unos característicos grititos ("cui cuiii") para indicarnos que les demos de comer.

 

*Chillidos: Cuando un macho pierde un combate y queda herido, chilla cada vez que se le acerca el vencedor.

 

Respeta siempre la intimidad de la colonia. No intervengas a menos que veas que los individuos llevan mucho rato peleándose gravemente sin llegar a ningún compromiso.

Las intimidaciones, amenazas y enfrentamientos forman parte de la vida cotidiana de estos animalitos.

-Lo que les gusta a las cobayas.-

*Lo que les gusta*

  • Comer al aire libre.
  • Roer objetos duros.
  • Investigar un nuevo entorno en familia.
  • Vivir y dormir juntos.
  • Pasar por cuevas y pasadizos oscuros.
  • Oír las voces de sus congéneres.
  • Esforzarse por llegar a ser el jefe de la colonia.
  • Que les renueven el sustrato de la jaula.

*Lo que no les gusta*

  • La llegada de un macho extraño a un clan familiar ya establecido.
  • Los portazos, la música muy fuerte y las voces chillonas.
  • Que los cojan bruscamente con la mano.
  • Que los expongan a una luz muy intensa.
  • Tener que llevar una existencia solitaria (sin otros de su especie).
  • Les asusta el silencio absoluto.
  • El olor de un macho forastero excita su agresividad.
  • Los alimentos demasiado dulces o amargos.

-Niños y cobayas.-

Por suerte, los niños sienten una irresistible atracción por los animales. Les gusta acariciarlos, darles de comer, jugar con ellos y tenerlos en casa.

Hay infinidad de estudios psicológicos que avalan la importancia de los animales domésticos para el desarrollo de la personalidad del niño. A través de ellos, aprenden a relacionarse con otras personas y las cobayas son ideales para esto. Son animalitos pacíficos, se dejan acariciar, comen de la mano y tienen un gran valor emocional. Pero lo que los niños no pueden imaginarse es la cantidad de trabajo que dan los animales. Esto ya es cuestión de la EDUCACIÓN Y RESPONSABILIDAD de sus padres. DEBEN enseñar a sus hijos la forma correcta de cuidar a los animales y sus necesidades.

Las cobayas por lo general facilitarán esta labor, saben expresarse perfectamente mediante gruñidos y grititos, y sus posiciones y movimientos nos ayudan a saber como se sienten.

Pero los padres deberán de encargarse de explicar estas pautas de comportamiento y necesidades a sus hijos.

-Cómo cogerlos correctamente.-

Las cobayas son animales muy tiernos y de piel suave, por lo que incitan a que los cojamos para acariciarlos. Pero si se las coge mal empiezan a patalear y pueden caerse.

Una caída aunque sea desde muy poca altura, siempre puede provocarles graves lesiones. Por lo tanto es necesario cogerlos y manipularlos con suavidad.

Al levantarlo, sostén al animal poniendo una mano bajo su pecho y protege con la otra su parte posterior.

Para trasladarlo, dobla el antebrazo y colócatelo encima apoyándolo contra el cuerpo para que no resbale. Protégelo con la otra mano para evitar que se caiga.

-Cómo ganar su confianza paso a paso.-

Los primeros contactos entre el hombre y el animal suelen ser decisivos para la futura relación entre ambos. Muchas veces, la ilusión de los primeros momentos hacen que abusemos un poco del nuevo miembrio de la familia. Dale a tu cobaya un par de días de tiempo para que investigue su jaula y el mundo que le rodea. Para ello empleará todos sus sentidos: olfato, vista y oído.

Evita todo aquello que pudiera asustarlo. Deja que se acostumbre lentamente a los olores y sonidos de su hogar, porque todos van a ser nuevos para él.

A estos animalitos les asusta mucho los ruidos fuertes y entonces se ocultan en su caseta.

Para llegar a ganarte la confianza de tu cobaya, deberás proceder con mucha paciencia, tacto y cariño. No hagas movimientos rápidos ni bruscos y acércate al animal siempre por delante, nunca por detrás.

Cuando el animalito se acerque confiado y tranquilo, será señal de que ya ha finalizado la fase de aproximación.

-Libre por la habitación.-

Las cobayas necesitan poder correr libremente durante una hora o dos al día, sea por la casa o en un cercado en el jardín. Naturalmente, lo ideal es poder tenerles en el jardín o terraza, pues allí disfrutarán del aire libre y la naturaleza. Estas horas de libertad son realmente imprescindibles porque nuestro pequeño roedor tiene cierta tendencia a la obesidad.

El corretear libremente le hace mucho bien, tanto física como psíquicamente.

En un cercado al aire libre habrá cosas nuevas para investigar y nuevos desafios para sus sentidos. Habrá tantas cosas nuevas que los animales nunca tendrán tiempo de aburrirse.

Los animales que viven en estas condiciones, se mantienen mentalmente equilibrados.

-Algunas sugerencias para juegos.-

  • A las cobayas les gusta mucho jugar en cuevas y laberintos. Para hacer que estos juegos les parezcan aún más interesantes podemos añadir en algunos puntos rastros de olores de origen vegetal o animal.
  • Las cobayas suelen tener más ganas de jugar por la mañana y por la tarde.
  • A las cobayas jóvenes y mansas les gusta saltar y perseguirse.
  • Los sonidos conocidos, tales como silbidos y gruñidos, les infunden seguridad y les animan a jugar.
  • Para excitar la curiosidad de tus cobayas y animarlas a jugar, lo mejor es atar algo de comida verde a su juguete.
  • Para mantener su interés es conveniente cambiarles sus juguetes de vez en cuando.

-Las 10 reglas de oro para su alimentación.-


*El heno es el <<pan de cada día>> para nuestras cobayas.Es pura fibra.

*Los piensos secos preparados contienen entre otras cosas,cereales,copos de avena y maíz (los piensos para conejos NO son recomendables, y las pipas aparte de engordarlos innecesariamente, no las pelan como deberían porque su dentadura no esta adaptada para las mismas, y se podrían atragantar).


*Administra diariamente 1-2 cucharadas de pienso por cada animal.

*Los cobayas no sintetizan la Vitamina C, por lo que tendremos q proporcionársela en forma de diente de león, lechuga (¡¡sólo una vez a la semana!!),zanahorias (¡¡dos veces por semana!! peligro de demasiado beta caroteno), pimiento (verde y rojo (TODOS los días!), endibias (TODOS los días!) ect...Pondremos una lista con las verduras q son mejores para ellos y q no haya lugar para confusiones!
IMPORTANTE:Lavar bien las verduras y a continuación secarlas muy bien
REDOXON:Es un suplemente vitamínico,concretamente Vitamina C, que es la que nos interesa en nuestro caso.Compraremos Redoxon Pediátrico en gotas en la farmacia, y les daremos a las cobis pequeñas q lleguen a nuestro nuevo hogar,0,5ml. en una jeringa de insulina (en caso de que sea necesario).
En el caso de q tengamos hembras gestantes,debemos darle 0,5ml-10ml día sí día no ,pero esto es dependiendo de su estado y si el veterinario no nos da otra indicación!.Esto también entra para cuando una cobi está malita, pero en este caso debemos cerciorarnos y preguntar al veterinario.

*Una piedra salina para lamer les proporcionará los minerales y oligoelementos q necesitan. Además les ayuda a desgastar los dientes.

*SIEMPRE deben de disponer de agua fresca y limpia.Conviene cambiarla diariamente.

*Elimina los restos de comida fresca para evitar q se pudran y propicien la aparición de enfermedades.

*No recojas plantas de los arcenes de la carretera ni de campos abonados.

*Ten mucho cuidado con el tejo, el estramonio, la belladona, la cicuta y otras plantas venenosas.

*¡Pesa regularmente a tu cobaya!.El peso de los ejemplares adultos debería mantenerse prácticamente constante (con la excepción de las hembras embarazadas).

-Las 10 reglas de oro para su cuidado.-

*Los cobayas sanos se limpian ellos mismos su pelaje. A los ejemplares de pelo largo hay q cepillarlos con frecuencia. Si los bañas ten en cuenta q debes de secarlos muy bien,un fuerte enfriamiento podría acabar con la vida de nuestro pequeño amigo.

*Si los incisivos y las uñas (si no sabemos cortárselas) crecen demasiado habrá que llevarles al veterinario para q se los recorte.


*Limpia diariamente el comedero y el bebedero.

*Lava la jaula y sus accesorios dos veces a la semana con agua caliente y renueva el sustrato. Diariamente puedes quitar sus cacas.

*Para poder desgastar sus incisivos necesitan disponer de material para roer como por ejemplo la piedra salina, ramas de árboles frutales e incluso el cartón del rollo de papel higiénico.

*Deja q correteen libremente todo lo q puedas por un lugar en el q sea fácil controlarlos.

*Los cobayas son muy asustadizos.Háblales en voz baja antes de acercarte a ellos.

*Ocupate mucho de tus pequeños amigos!

*Lo ideal es q dispongan de una instalación al aire libre, pero no soportan el calor excesivo ni la luz solar demasiado intensa.

*Si puedes disponer de una instalación al aire libre,haz algunos hoyos y montículos de tierra.

-Los sentidos de las cobayas.-

Para poder comprender mejor a las cobayas es necesario q empieces por saber cómo perciben el mundo q les rodea.

-Olfato: Los cobayas tienen un buen sentido del olfato. Para comprobarlo basta con ver cómo se olfatean mutuamente la región genital y, sorprendentemente, también la cara. Delimitan sus territorios con marcas olfativas. En unos recientes experimentos se pudo comprobar lo importante q es el olfato para ellos. Cuando un macho se aproxima a una hembra a la q previamente se la ha marcado con orina de otro macho, la olfatea y empieza a amenazarla, a pesar de q normalmente cualquier macho  reconoce a una hembra por su olor. Todavía fue más sorprendente lo q sucedió cuando se marcaron a dos machos dominantes con la orina de una hembra. Ambos <<jefes>> rivales se olfatearon mutuamente, se amenazaron un poco y   … eso fue todo. No hubo ninguna pelea, q es lo q normalmente sucede cuando se encuentran dos machos.

~~>Esto le irá bien a tu cobaya: El cobaya aprenderá a reconocerte por tu olor. Por tanto, cuando cojas al animal es necesario q tus manos no huelan a jabón, colonia o desinfectantes.

 

-Gusto: El sentido del gusto no es precisamente el más desarrollado, pero, se ha comprobado q rechazan los alimentos demasiado dulces o amargos. En el caso de los alimentos amargos es comprensible, porque muchas plantas venenosas tienen este gusto. Pero aceptan perfectamente los alimentos ligeramente dulces o un poco amargos. De todos modos, cada cobi tiene sus preferencias.

~~>Esto le irá bien a tu cobaya: Cuida de q además del heno y el pienso dispongan siempre de una buena variedad de alimentos verdes y jugosos.

 

-Oído: Los cobayas emiten constantemente sonidos. Captan los tonos agudos mejor q nosotros, pero oyen peor los graves. Su frecuencia auditiva se extiende de los 50 a los 33.000 hertzios, mientras q la del ser humano es de 15 a 20.000 hertzios.

¿Qué intentan decirnos los cobayas con sus constantes grititos?. Se intentó comprobar si un cobaya es capaz de diferenciar la señal emitida por un macho de la de una hembra y resultó q, en efecto machos y hembras se reconocen por la voz. Además , determinados tonos de las hembras apaciguan mucho a los machos.

~~>Esto le irá bien a tu cobaya: Háblales siempre en voz baja. A los cobayas les dan mucho miedo los sonidos fuertes.

 

-Vista: Nosotros tenemos en la retina tres tipos de células y podemos ver en colores. Lo mismo les sucede a las cobayas. Lo q sigue siendo un misterio por qué estos regordetes y tragones ven las frutas y verduras con el mismo colorido q nosotros si en su hábitat natural de la cordillera andina los colores apenas tienen ningún significado. Otra curiosidad: Su ojos pueden distinguir 33 imágenes por segundo (el ojo humano sólo de 18 a 22). El cobaya tiene los ojos en posición lateral, lo cual le proporciona un campo visual muy amplio. Y su defensa en la huida. Así puede detectar la presencia de predadores incluso si se le aproximan por detrás, El único inconveniente es q su visión tridimensional queda bastante reducida.

~~>Esto le irá bien a tu cobaya: No lo cojas nunca por detrás ni por la piel del cogote. No le gusta y se llevaría un susto.

-Posibles PELIGROS.-

~>Balcón sin protecciones,mesa (PELIGRO DE CAÍDA).

~>Cables y aparatos eléctricos (QUEMADURAS,ELECTROCUCIÓN).

~>Objetos punzantes,como agujas o imperdibles (PELIGRO DE LESIONES EXTERNAS E INTERNAS).

~>Madera tratada,barnizada o pintada (PELIGRO DE INTOXICACIÓN).

~>Plantas de interior venenosas (PELIGRO DE INTOXICACIÓN U ENVENENAMIENTO).

~>Exposición solar directa (PELIGRO DE SHOCK TÉRMICO).

~>Perros y gatos (PELIGRO DE LESIONES,NO HAY Q BAJAR LA GUARDIA).

~>Personas descuidadas (PELIGRO DE LESIONES).

-Guía básica para heridas.-

Quería compartir unos consejillos básicos que quizá puedan venirle bien a alguien.
Por supuesto, no pretendo con esto ahorrar una visita al veterinario, es sólo para esos sustos que no son motivo de urgencia en los que simplemente no sabemos qué hacer.

1. Botiquín básico para pupas:
-Suero fisiológico (mejor en monodosis).
-Clorhexidina (por ejemplo “Cristalmina” que ya la conocéis).
-Gasas estériles .
-Esparadrapo suave (por ejemplo “Mefix”)

Sencillo, barato y muy práctico.

Y ahora algunos diréis…
“Y el Betadine??”..... Pues bien, si nadie va a desinfectar un campo quirúrgico o momificar algún miembro pre-amputación, lo único para lo que el Betadine (povidona yodada) os va a servir es para ocupar espacio en el cajón.
Está comprobado que la povidona yodada es citotóxica, es decir, en heridas abiertas “quema” los fibroblastos de las células, que son los encargados de regenerar la piel… por lo tanto, si usamos povidona yodada en una herida conseguimos exactamente lo contrario a lo que queremos, entorpecemos la cicatrización.
“Pues yo siempre le he curado con betadine y me ha ido bien”… Porque está científicamente comprobado que las heridas curan a pesar de lo que les hacemos…
“Pero yo lo uso rebajándolo primero en agua”… Exactamente lo mismo.
Hay vida después del betadine…. Vamos a usar clorhexidina, más fisiológica, para desinfectar las heridas (además es menos pringosa).

2.Consejillos de andar por casa:

“Mi cobaya se ha enganchado una uñita y no para de sangrar…. Qué hago?”
Aplicar la técnica “Los 5 minutos más largos de mi vida”, que consiste en humedecer una gasita con suero fisiológico y presionar la herida (no muy fuerte) durante 5 minutos. Cuando deje de sangrar ponéis un poquito de clorhexidina en la herida e intentáis que la mantenga limpia (más higiene en jaula y bandeja, en caso de guarrotes).

“Haciendo el bruto se ha dado un golpe en los morretes, tiene una heridita en el labio y está un poco hinchado y como rojillo… Qué hago?”
Nada. La humedad de la saliva acelera el proceso de cicatrización, y sus enzimas estimulan los anticuerpos para luchar contra las infecciones. Veréis como va mejorando y cicatriza rápidamente. Lo único que tenéis que hacer es observarle… en caso de que la herida no mejore, hay que llevarlo al veterinario, una herida en la boca que no cicatriza puede indicar desde un déficit nutricional hasta una patología grave.

“Se ha peleado con su compañero y le ha mordido haciéndole herida… Qué hago?”
Desinfecta con clorhexidina y tápale la herida con una gasita, repite al de 24 horas.
….”Ya pero, mejor que se cure al aire…” Esto es una gran error, desgraciadamente muy extendido, las heridas al aire no cicatrizan antes pero sí se contaminan antes y se infectan antes… además se secan y forman costra (postilla) que pica y molesta y enlentece la cicatrización.

3.Los pises y las patas:
El pis es muy corrosivo y multiplica junto con la humedad el riesgo de que nuestra cobaya sufra pododermatitis, es decir, que le salgan úlceras en las patitas (las úlceras son provocadas por el roce cuando la piel ha perdido su integridad). Prevención: No sólo hay que limpiar el pis de las patitas, además hay que secarle muy bien la zona, esto es muy importante. En cuanto a la Protección, podéis utilizar apósitos impermeables que se utilizan en humanos , por ejemplo hidrocoloides o hidrocelulares. Tened cuidado de no apretar demasiado para que el riego sanguíneo circule correctamente.

-Cosas que cambian con la edad.-

*COMPORTAMIENTO: Los cobayas emiten menos gruñidos y grititos. Se vueleven más silenciosos y su curiosidad disminuye.

*MOVILIDAD: Los animales se mueven menos.Les gusta descansar en lugares soleados.Sus movimientos se vuelven más torpes.

*ALIMENTACIÓN: Los ejemplares viejos necesitan suplementos de vitaminas y minerales, así como reconstituyentes (siempre por prescripción del veterinario).

*HIGIENE CORPORAL: Los animales viejos siguen cuidando mucho su limpieza.No hay problemas de higiene.

*CAPA: El pelaje se vuelve mate,en algunos casos suelen perder pelo.

*VISIÓN: Es probable que pierdan vista, porque los ojos se vuelven turbios y tienden a deshidratarse.

*OÍDO: No se ha podido demostrar que pierdan audición. Sin embargo, dado que la mayoría de los mamíferos oyen peor al envejecer es probable que con  los cobayas ocurra lo mismo.

*ENFERMEDADES: Pueden enfermar con más frecuencia y es más fácil q sufran parasitosis.

 

Para facilitar la vida a las cobayitas viejas, coloca el heno y el bebedero un poco más abajo, y a ser posible siempre en el mismo lugar. Así evitarás que tengan que esforzarse demasiado para comer y beber.

Fuente: Mi conejillo de Indias y yo.

Editorial: Hispano Europea.

-Sexar cobayas.-

Para determinar el sexo, coge al animal y dale cuidadosamente la vuelta.

En las hembras se aprecia una hendidura longitudinal que va desde la región genital hasta el ano, mientras que en los machos se aprecian los testículos a derecha e izquierda.

Ilustraciones:

 

MACHO.

HEMBRA.